Historia de la animacion en Colombia

La historia del cine colombiano no estaría completa si no se hablara de las producciones animadas; aunque Colombia en este campo no ha tenido un volumen de producción constante, ha realizado largometrajes y series animadas de gran recordación para el público nacional. Su avance más notable se ha dado en realización de comerciales animados publicitarios y cortometrajes. Este artículo recoge los hechos más destacados de la historia de la animación en nuestro país a partir de la Beca de Investigación Cinematográfica que otorgó el Ministerio de Cultura a este proyecto.


Historia del cine de animación en Colombia (1926-2010) *Escrito por: Juan Manuel Pedraza y Oscar Andrade *Noticia basada en el Artículo publicado en

Revista Cinémas d’Amerique Latine N16, Toulouse - 2008

extractado de  http://www.loop.la/noticia.php?noticia_id=79  

 

Prehistoria

El cine de animación en Colombia surgió a principios del siglo XX como recurso de graficación para la naciente industria del cine nacional, con rayado de película y técnicas de stop-motion. De muy corta duración (varios segundos) se usó para denotar nacionalismo enGarras de Oro de Cali Films, 1926, una película en blanco y negro sobre la separación de Panamá en Colombia, en donde aparece un plano de la bandera nacional coloreada a mano cuadro a cuadro.

Garras de oro - P. Jambrina - 1926

 En 1933, el documental Colombia victoriosa de los Hermanos Acevedo, mostraría una animación de barcos militares recorriendo el Río Putumayo de manera ilustrativa para el espectador. Ellos seguirían usando el recurso para indicar recorridos o localizaciones en mapas geográficos, en muchas de las proyecciones de su Noticiero Nacional.

Colombia victoriosa (1933)

 

Animación comercial 1960 – 1992

 

Las películas de Disney, el trabajo del canadiense Norman McLaren y algunos cortos europeos que llegaron a proyectarse fueron fuente de inspiración para los jóvenes realizadores que veían en este arte una forma de expresión personal. Esto, sumado a la llegada del animador Robert Rossé, por petición del francés Balaboine para que le asistiera en la parte de animados para su compañía realizadora de cortos publicitarios Corafilm en 1960. Rossé fue muy posiblemente el primero que montó un stand de animación en Colombia. Al poco tiempo nacería Cinesistema una compañía productora de cortometrajes y comerciales publicitarios, al cual se pasaron algunos artistas de Corafilm y entrenarían otros nuevos en el campo, como Nelson Ramírez.

Nelson Ramirez

 

A finales de los 70s y principios de los 80s la producción de material animado tuvo una gran demanda en el campo comercial y publicitario, con tres empresarios liderando el mercado en la ciudad de Bogotá: Nelson Ramírez, Alberto Badal y Juan Manuel Agudelo. Gracias a algunos libros extranjeros en su mayoría estadounidenses, la técnica y oficio del dibujo animado tradicional logró darse a conocer localmente. Dibujos en lápiz secuenciales realizados sobre una mesa de luz de disco giratorio, luego pasados a hojas de acetato, entintados y pintados con vinilos por la parte posterior; algunos con retoques de aerógrafo cuando era necesarias sombras o efectos especiales filmados con máscaras y exposiciones dobles. En los inicios, buena parte de las mesas de filmación de estos animadores se crearon artesanalmente a partir de ampliadoras fotográficas, empotrando una cámara de cine que en algunos casos era intervenida o fabricada en el país. De esta misma manera aunque en mínima cantidad se pudieron tener mesas multiplano.

En 1972 Nelson Ramírez formó su propia productora de animados. Con tenacidad y una verdadera vocación de empresario formó una de las más destacadas empresas de animación tradicional, con la dirección de animación de Eduardo Gómez y Danilo Sánchez y reuniendo un talentoso equipo de artistas colombianos. Sus obras (unos 1200 comerciales animados) lograron un alto índice de recordación para la sociedad colombiana entre las que se mencionan Con mis Gudiz soy feliz,  Magicolor, Mano Gorgojo y la presentación de la telenovela colombianaEscalona. El producto de esta empresa se caracterizó por ser siempre impecable y de constante creatividad y criterio.

con mis Gudiz soy feliz

 

comercial Triplex Pizano

Escalona (Demo Internacional) 1991

 

Alberto Badal, artista que venía de trabajar en su natal España en el largometraje Mago de los sueñosy como director de animación de una temporada del seriado animado Mortadelo y Filemón Agencia de Información

 

El Mago de los Suenos Pelicula Parte 1 de 5

Mortadelo y Filemón

 

llegó a Colombia con ganas de comenzar su propia productora de animación tradicional la que se convirtió rápidamente en la otra gran empresa del momento. Se desempeñó realizando cientos de comerciales publicitarios y su enfoque estuvo en animar las mascotas de los bancos y empresas colombianas. De estas se pueden mencionar el Gigante de Las Villas y el Estomaguito de Alka-Seltzer, éste último con diseño de personaje creado nacionalmente. La empresa se caracterizó por realizar una excelente preproducción de las piezas para responder lo mejor posible a la necesidad de los clientes y trató de dar libertad a sus animadores para desarrollar un estilo propio.

 

 

A estos dos se sumó Juan Manuel Agudelo con JMA Estudios, quien además de realizar una larga lista de comerciales, buscó con el apoyo de los franceses Phillipe y Magdalena Massonat la financiación para proyectos animados narrativos. En 1982 en co-dirección con Phillipe llevó al dibujo animado a dos humoristas musicales muy conocidos por el público colombiano: Emeterio y Felipe Los tolimenses. En técnica de acetato Agudelo filmó Tolimenses Go West, un piloto para vender una serie animada que no prosperó pero que demostró su intención de producir animación más allá de los comerciales.

Los Tolimenses Go West (1980)

Otros animadores, y gracias al mercado que se había abierto se lanzaron a crear sus propias compañías: Alvaro Sanabria, con su empresa Artos Artes Animados (Cuadernos Peluches,Cepillos Reach) y Ernesto Díaz (“Granito de Café”de Café Aguila Roja) son dos ejemplos de esta iniciativa.

Comercial Colombiano Café Aguila Roja 1997

 

 

 

Animación de autor 1972 - 1992

Paralelamente a la realización comercial, muchos artistas han tenido la inquietud de realizar piezas de tipo narrativo y experimental: Ernesto Franco en la década de 1950 con El sediento refinado y Made in USA, Luis Enrique Castillo en los 70s con Renacuajo paseador, Simón el bobito y Toche Bemol, y en los 80s Phillipe y Magdalena Massonat con Emmanuela no tiene quien la escuche, Donde hay payasos y Canto a la victoria.

Uno de los mayores exponentes es el realizador colombiano Fernando Laverde, quien después de un viaje a España luego de experimentar con animación cuadro a cuadro e inspirado en las películas de Jiri Trinka llegó al país decidido a crear historias audiovisuales animadas. Basado en una cámara de cine de madera, mandó fabricar una cámara de animación que llamó "la vieja". Con ella filmó sus primeros cortos entre los que cabe mencionar El país de Bellaflor (1972), crítica de corte político y totalmente realizado con animación de muñecos, la técnica que sería el sello de su trabajo. Luego vendrían La maquinita, La cosecha, Un planeta llamado tierra y Pepita Rojas.

 

 

En el año de 1978, Fernando Laverde realizó el primer largometraje animado colombiano: La pobre viejecita premio Colcultura al Mejor Largometraje Nacional 1978, basado en una de las fábulas infantiles más conocidades del poeta colombiano del siglo XIX, Rafael Pombo. Su segunda película Cristóbal Colón: valiente, terco y soñador se estrenó 4 años más tarde, muy apreciada por el público infantil y de gran complejidad, ganadora del premio Coral para película de animación del IV Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana 1983 y premio de la Asociación de Artesanos de Tashken, Festival de cine de la Unión Soviética 1984. Martín Fierro, su tercera película, fue co-producida junto con Argentina y Cuba, tratando en lo posible de ser fiel a la historia y sentir argentinos. Es de resaltar que el equipo de trabajo que acompañó a Fernando fue su misma familia. Él, se encargaba de fabricar los muñecos en madera y de la dirección general, su esposa Karina sastrería y pelucas, su hija Ana María diseño de escenografía y asistente de dirección, y su hijo Fernando dirección de fotografía y construcción de escenografía. La obra de Fernado Laverde es reconocida en el mundo y su espíritu de trabajo ha sido fuente de inspiración para nuevos creadores a través del tiempo.

Carlos Santa es uno de los más reconocidos autores de animación de obra de arte. Su enfoque surrealista está basado en la experimentación y mezcla de técnicas como collage, grabado, rotoscopia y fotocopias retocadas. En la mayoría de sus obras predomina el blanco y negro (tinta china sobre papel) como en El pasajero de la noche, realizada en 1989 junto con Mauricio García Matamoros y una de sus obras más reconocidas. Situaciones extrañas, lugares poco comunes, temas oníricos y estética oscura, así como juegos con efectos de sonido no correspondiente a la imagen. Entre sus obras están Concreto junto con Roberto Pizano,Resonancia y La selva oscura junto con Ana María Rueda, y su más reciente obra junto con un colectivo de autores Los Extraños Presagios de León Prozac, 2008, más conocida como El circo.

 

En 1982 María Paulina Ponce filma en super8 un teatrino con figuras recortadas en cartón de manera totalmente autodidacta de estilo naïve

(El termino Naive es una palabra de orígen francés que designa lo ingenuo, sencillo o candoroso. Corriente estética que utiliza lo fresco y espontáneo en sus obras, mucho colorido y escasa técnica. Es un arte libre de convenciones, que se mantiene incontaminado, próximo a sus orígenes de inocencia creativa y al margen del circuito artístico- social.)

conservando esta técnica para su obra posterior. Así crea Filemón y la gorda, que se exhibió en varias salas de cine de Bogotá. Llegó la hora en 1995 y Remedios en 2002 demuestran una producción más refinada y el reflejo de un mundo personal íntimo y femenino. Su obra ha sido emitida en canales europeos y ha impactado por su estilo artesanal, delicado y único.

 

 

Animación comercial contemporánea 1992 - 2008

 

Los años 90 marcaron un cambio tecnológico fundamental para la industria de la animación: el surgimiento del software de animación 3D (volumetría digital) y 2D (que desarrollaba las técnicas de animación tradicional en computadores personales).

A raiz de este cambio surgió Conexión Creativa, una empresa fundada por los hermanos Hernán y Diego Zajec, y gerenciada por Maribel Echeverry. Esta empresa se dedicaba inicialmente a vender computadores y software 3D. El servicio de soporte les llevó a aprender a manejar bien los programas y decidieron probar suerte ellos mismos en la creación de comerciales. En asocio con Nelson Ramírez produjeron el primer comercial realizado enteramente en formato digital, basado en la mascota de la Selección Colombia de Fútbol, Max Caimán.

 Hacia 1996 después de realizar un piloto para un programa sobre rock con presentadores animados, convencen al cantante Carlos Vives de hacer El siguiente programa, primera serie animada de latinoamérica basada parcialmente en los personajes de su programa La tele que ya era exitoso entre el público adolescente y adulto. De técnica primitiva, escasos movimientos y estilo grotesco, la serie El siguiente programa (1997) estaba gráficamente emparentada con la popular serie de MTV Beavis and Butthead. El éxito de la serie creció gracias a sus guiones de crítica fuerte a situaciones y celebridades muy propias de la cultura colombiana. La serie de 113 capítulos acuñó terminos como “Chibchombiano” o “Iguazo” que sus fanáticos usaban diariamente en la calle, convirtiéndose en obra de culto para su generación.

 

A esta producción siguió la novela animada Blanca y pura (1999) con la historia de una familia mafiosa colombiana, que fué recibida con frialdad por el público.

Después de varios años y gracias al éxito internacional de la telenovela Yo soy Betty, la fea, Conexión Creativa produjo la serie Bettytoons en 2001 retomando los personajes de la novela y dibujándolos como niños en un ambiente escolar. En este momento la empresa tuvo empleadas a 70 personas para la producción, incluidos dibujantes, coloristas y editores. De mayor impacto en la audiencia infantil, la serie fué vendida posteriormente a Cartoon Network.

 

Diego Zajec se separó de su hermano para fundar su empresa Fusionarte, con la cual realizó el largometraje Bolívar, El héroe (2003). La película, que se convirtió en el primer largometraje animado en técnica 2D realizado en Colombia, retoma la vida del libertador a través de un guión que pone énfasis en lo educativo, a manera de libro de texto, ilustrado con personajes y luchas inspirados en el estilo manga japonés. Fué proyectado en salas comerciales de cine, sin mucho éxito entre el público.

 

Del lado comercial en el campo del 3D, en 1992 se fundó la empresa Camaleón dirigida por Gabriel Cuéllar. Un logro importante de esta empresa fué desarrollar su propio software de composición digital y efectos, en cabeza del ingeniero de origen uruguayo Gabriel Mañana y con un equipo de ingenieros de sistemas 100% colombiano. El software se llamó Caramba y fué vendido a la casa de producción de hardware Intergraph.

La empresa Radar Creativo fundada por el caleño Gabriel Restrepo fué también pionera en el terreno de la animación comercial 3D y produjo la serie de comerciales Hormiguitas del 09 (1999) para la empresa nacional de telecomunicaciones Telecom (hoy Telefónica), convirtiéndose también en la primera empresa en producir un comercial estereoscópico para televisión.

 

A mediados de los años 90, el escultor de plastilina Édgar Álvarez quien venía de trabajar como mensajero con Nelson Ramírez es dado a conocer al público a través del popular programa de televisión ¿Cómo le parece? dirigido por el presentador José Fernández Gómez. Esto le da un impulso a su carrera que le permitirá luego formar su empresa Plastilina Creativa. Con énfasis en lo educativo y ofreciendo cursos de animación, ha generado una escuela con un estilo propio que mezcla técnicas digitales y tradicionales. Además de producir varios comerciales animó diferentes segmentos en plastilina para los programas infantiles La brújula Mágica, Verde Manzana y Jack el Despertador, yen el 2001 realizó la serie animada Historias al Derecho, con una temática en favor de los derechos infantiles.

 

En la ciudad de Medellín los animadores Álvaro Tangarife y Edwing Solórzano de formación autodidacta en animación, iniciaron trabajando con una mezcla entre tradicional y digital. Edwing Solórzano ha producido con su marca Animateam y posteriomente con su nuevo emprendimiento Factorytoon una cantidad importante de animaciones educativas, realizadas para las empresas del distrito de Medellín, así como obras independientes de autor. Su cortometraje ganador del Fondo de Desarrollo Cinematográfico, Juan El Tintero que cuenta la historia de un soñador y la manera como vence a la realidad inamovible, fué también ganador en LOOP 2006. En sus animaciones se ve una preocupación constante por la técnica narrativa, enfatizando los temas y los colores de la cultura local. Por su parte Álvaro Tangarife con su empresa Animet, ha dirigido comerciales y segmentos de videos corporativos realizados mayormente para el mercado regional, con un alto nivel de calidad técnico y artístico.

 

En la misma ciudad, los publicistas Diego Cardona y Andrés Vargas iniciaron en 1993 el proyecto Zape pelele, inicialmente como una revista de cómic en la cual se burlaban de los superhéroes y la cultura pop. Sus autores entraron también al medio de la radio, conduciendo un programa de humor que es hoy muy conocido entre los jóvenes de la ciudad. Esta conjunción les permitió crear piezas de animación cómica como Vulgarcito y Abanico Sanyo, apuntando a un público popular y con humor de doble sentido.

Asociándose con la empresa argentina Fire Advertainment, Diego y Andrés se dedican actualmente a la producción de series animadas para la promoción de marcas comerciales, como la serie Rayas creada para la marca de galletas Glacitas y Banconautas para Bancolombia.

 

En Bogotá, la empresa Zero Fractal que inició en 1998 su trabajo ofreciendo servicios de render arquitectónico, abriendo un nuevo e importante mercado para Colombia en este terreno y compitiendo directamente con empresas similares en Estados Unidos. Actualmente produce la mayor parte de la animación 3D de personajes para el medio comercial. Con un acabado profesional de nivel internacional, creó la exitosa serie de animaciones de animales para el reality Factor X que tuvieron visitas masivas en España a través del canal online Youtube. Zero Fractal también ha incursionado en la producción de videojuegos y tecnologías de realidad aumentada, gracias a su constante preocupación por la investigación y desarrollo.

 

Animación de autor y educativa 1998 - 2008

 

A finales de los años 90, autores crecidos en la generación de los videojuegos y gracias al surgimiento de la internet, aprendieron por su propia cuenta las herramientas más difundidas en el campo del 3D y el 2D.

Miguel Urrutia, artista plástico y escultor bogotano, inició en la animación con la empresa Conexión Creativa realizando comerciales 3D. Luego se independizó para producir sus cortos de autor Histeria de Amor y La vida secreta de las momias en 1998. La primera de ellas tuvo participación importante en festivales europeos y demostró un dominio de la animación 3D sorprendente para su época. Su obra se mueve entre lo comercial y lo independiente, con historias oscuras y de ficción en su producción como autor, y de mucha experimentación de técnicas mixtas por el lado comercial.

El realizador independiente Diego Álvarez, con su marca Lepixma, utiliza Flash como técnica principal. Alimentado por su experiencia como productor de “animatics” para agencias de publicidad, desarrolla sus historias con gran rigor narrativo, logrando impacto emocional en el espectador. Este autor ha buscado una aproximación personal a historias universales con un estilo melancólico, casi trágico, basado mayormente en el uso del blanco y negro, y siempre apoyado por una banda sonora incidental que le da realce al ambiente y las acciones. Sus obras más reconocidas realizadas a finales de los noventa y comienzos del 2000 son Cabeza de monoWendidali y El amor es una bala en el corazón. Ha participado en festivales internacionales tan importantes como Annecy,Sundance y Berlín.

 

 

María Arteaga, diseñadora gráfica y directora de la empresa Impala, realiza su tesis de grado Sólo vine a hablar por teléfono, adaptación del cuento homónimo de Gabriel García Márquez. En el 2003 realizó en conjunción con la empresa Jaguar Taller Digital el videoclip Vamo´ a Baila´para la banda local Sonorama, que tuvo una visibilidad importante en el canal MTV latino e impulsó en el país el uso de la animación para la creación de videoclips musicales. 

A través de sus siguientes trabajos La declaración del bizco y Corte Eléctrico ha demostrado su independencia en la creación del guión, animación y diseño de arte.

 

Álvaro Bautista, realizador de cine, incursionó en la animación junto con Andrés Forero en su tesis de grado El marinero basado en la obra homónima de Fernando Pessoa. Su trabajo se ha caracterizado por utilizar la técnica del stop-motion con muñecos de látex y tela. También se destaca Vivienda Multifamiliar, tragicomedia ganadora de varios premios en festivales nacionales en 2006.

 

Impulso estatal, alianzas internacionales y ruedas de negocios, 2009 - 2010

 

A inicios del año 2009 la visita del Vicepresidente de la República Francisco Santos y María Elvira Pombo, gerente de Proexport (empresa estatal dedicada al apoyo de las exportaciones, dependiente del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo -MCIT-) a las instalaciones de la empresa canadiense Nelvana, en la cual conocieron a Luis López, director de producción de origen colombiano, abrió los ojos del gobierno hacia un sector de gran potencial económico y empresarial. La posterior visita de Luis López y de su hermano Juan López gerente de la empresa Pipeline Studios a Colombia durante el festival LOOP 2008 abrieron las posibilidades de negocios a nivel internacional para la producción colombiana. La visita guiada que ellos tuvieron a la exposición "Cuadro a Cuadro, Historia de la Animación Colombiana" premiada por el Ministerio de Cultura, les hizo comprender la tradición de nuestro país en el tema desde los años 60.

El Vicepresidente de la República emprendió una importante gestión de apoyo al sector, en la cual incluyó a las empresas estatales ProexportSENA(Servicio Nacional de Aprendizaje), Colciencias(Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación), así como la Cámara de Comercio de Bogotá, el Ministerio de Cultura, y la Comisión Fílmica Colombiana, que redundó en la inclusión del sector de animación y videojuegos dentro del marco de las llamadas Industrias Creativas, y dentro de los 8 de los Sectores de Talla Mundial del Programa de Transformación Productiva del MCIT.

 

 

 

 

Buscar en el sitio

© 2011 Todos los derechos reservados.